Respiración diafragmática

Su correcta ejecución lleva tiempo de práctica y mecanización. Si eres paciente y constante los resultados llegarán.

Una práctica sencilla es:

1. Tumbado en una colchoneta con un libro sobre la superficie abdominal.
2. Al inspirar, llevamos el aire a la tripa. (Si lo estamos haciendo correctamente, la caja torácica no se expandirá). Notaremos que el libro sube cuando nuestra tripa se hincha.
3. Exhalamos todo el aire. Tenemos que sentir que nuestro ombligo se hunde.
Repetimos la operación varias veces.

De esta forma cogemos aproximadamente entre un 40 - 50 % más de aire.

El motivo de que nos salga tripa en este tipo de respiración se debe a la expansión del diafragma, que a su vez desplaza los órganos intestinales hacia fuera.

 

Enlace: Más información sobre la respiración diafragmática pinchando aquí 


Escribir comentario

Comentarios: 0