Como ir a un “todo incluido” y no volver con 4 kilos más

Vacaciones: relax, descanso, playa, dormir, mojitos... Lo normal es bajar el ritmo y coger algún kilo, y en realidad no tiene nada de malo, nuestro cuerpo nos agradece el descanso... El peligro está en cuando nos relajamos demasiado, y volvemos de un "todo incluido" con cuatro o cinco kilos de más. Pero no es difícil evitar esto, la clave está en mentalizarnos antes de llegar a nuestro destino de vacaciones.

¡Disfruta de las vacaciones!

Hay que hacerse a la idea de algo: Si sólo pensamos en descansar, y vamos con la mentalidad de que "todo vale, para unos pocos días de vacaciones que tengo", haremos cosas de las que después nos vamos a arrepentir. De modo que mejor mentalizarnos antes de llegar:

  • No hay que comer de todo ni a todas horas
  • Un poco de actividad no tiene que estar reñida con el descanso
  • El exceso de alcohol nunca es bueno, tampoco en vacaciones

 

Aquí tienes unas pautas para disfrutar de tus vacaciones, y aún así evitar las cosas que te hacen coger kilos. Recuerda que a la vuelta la vida sigue donde la dejaste ;)

 

Un poco de actividad nos hará sentirnos mejor

Por mucho que la prioridad sea descansar, y nos guste pasar las horas muertas bajo el sol, nos sentiremos mucho mejor si compensamos el descanso con un poco de actividad. Recuerda que el ejercicio libera endorfinas que te hacen sentir mejor, no hay que renunciar a esto por estar de vacaciones.

 

 Así que aunque en tengas a tu entrenador personal a mano en estas fechas, incluye tus zapatillas deportivas en el equipaje, y piensa que donde vas seguramente tengan instalaciones bien equipadas, y podrás hacer actividades que quizá no haces normalmente: tenis, piscina, aprender surf, submarinismo, correr o caminar tranquilamente... Hay tiempo de sobra.

 

Además, ayudará a evitar que los caprichos a la hora de comer, que en vacaciones son más frecuentes, se noten menos.

 

Por las mañanas, podemos aprovechar las instalaciones para ir al gimnasio, jugar al tenis o correr un poco. Durante las horas de mas calor, podemos utilizar la piscina, o apuntarnos al acuagym, o algunas de las actividades que suelen hacerse en piscina. Y la hora después de cenar es ideal para dar un paseo y disfrutar de las puestas de sol.

Submarinismo en vacaciones
Submarinismo en vacaciones

Comer sano también es un placer

Hay algunos trucos si estamos en un "todo incluido" o hacemos comidas tipo buffet. El primero, es observar todo antes de coger el plato. Si vamos paseando plato en mano, y añadiendo todo lo que nos gusta o apetece probar, acabaremos con una montaña de comida.

 

Por lo tanto, lo mejor es pensar qué nos apetece antes de entrar al buffet, y decidir lo que vamos a comer antes de tener el plato en la mano. Aunque puede haber muchas cosas apetecibles, podemos distinguir fácilmente lo que hay que evitar, o al menos no abusar: fritos, empanados, rebozados, etc.

 

Comer en buffet también es una oportunidad de comer cosas sanas que a veces nos da pereza preparar: por ejemplo, tener variedad de fruta ya cortada y lista para consumir es una delicia.

 

Si necesitas medidas, piensa en lo siguiente: pon en el plato toda la verdura que quieras (sin abusar si está rebozada), y de proteínas y carbohidratos, no más de lo que te cabe en una mano (un puñado) de cada. 

 

En muchos sitios hay buffet a todas horas del día: piensa que si normalmente funcionas con 3-5 comidas al día, no hay por qué cambiar en las vacaciones. Y evita llevar algo de picar a la habitación donde duermes: si no tienes golosinas en el dormitorio de tu casa, tampoco las necesitas en el hotel. Porque si las tienes, comerás ;) 

 

Y cuidado también con los zumos, siempre será mejor los que puedas prepararte en el momento que los que estén ya listos para servir, que tendrán casi siempre más azúcar. En cualquier caso, la fruta, mejor tomarla entera que en zumos, incluso los que no tienen azúcar añadido tienen fructosa, el azúcar propio de la fruta.

El alcohol no quita la sed

No tiene nada de malo tomar una cerveza o un vino de vez en cuando, pero si utilizas bebidas alcohólicas para la sed, beberás más y más. Para el calor, piscina o playa; para la sed, nada mejor que el agua.

 

Respecto a zumos, tampoco quitan la sed mejor que el agua. La limonada es una bebida perfecta para el verano, pero cuidado de abusar si tiene azúcar.

 

Respecto al alcohol, ya sabrás que las bebidas destiladas son bastante más perjudiciales que las fermentadas: Siempre mejor un vino o una cerveza que un mojito o un cubata, que además del alcohol llevan refresco.

 

Y esto es todo, en vacaciones lo principal es disfrutar, relajarnos y descansar. No es necesario tener muchas cosas en cuenta, sólo sentido común, y disfrutar con responsabilidad. Lo pasarás mejor, evitarás esas digestiones pesadas que a nadie le gustan, y menos con calor, y mantendrás el tono combinando el descanso con un poco de actividad. ¡Pásalo bien, te esperamos a la vuelta!

 

¿Qué te han parecido los consejos, piensas ponerlos en práctica? ¿Añadirías alguna otra cosa? Cuéntanoslo en los comentarios.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    laura (martes, 17 julio 2018 13:08)

    Todo apuntado!!!!y a la vuelta doble ración de entrenamiento �️‍♀️ !!!