Los 10 principios de la alimentación intuitiva: escucha a tu cuerpo

¿Qué es la alimentación intuitiva?

La nutrición o alimentación intuitiva se basa en escuchar al cuerpo y las señales que nos manda. 

 

Todos nacemos comiendo de forma intuitiva. Los niños pequeños son un buen ejemplo: comen al tener hambre y paran cuando están saciados. 

 

Con la nutrición intuitiva no hay que contar calorías ni macronutrientes (proteínas, grasas, carbohidratos).  No hay restricciones ni alimentos prohibidos, solo tu esfuerzo por comer bien, sentirte más saludable y disfrutar más de los platos. Podemos pensar que nuestro instinto nos pide pizzas, o tartas.., pero no: aunque esta alimentación intuitiva no restrinja estos alimentos, no significa que podamos basar el menú en este tipo de comidas. 

alimentación saludable

Si comes según lo que te pide el cuerpo, aprenderás a prestar atención a las señales que mandan el cuerpo. Come cuando tengas hambre y para cuando te sientas saciado.

Beneficios de la alimentación intuitiva

Existen estudios que demuestran los beneficios de esta alimentación intuitiva:

  •     Mayor autoestima.
  •     Percepción más saludable de nuestra imagen corporal.
  •     Impacto positivo en nuestra salud mental.
  •     Mayor bienestar.
  •     Menor riesgo de transtornos alimentarios.
  •     Mejores niveles de colesterol “bueno” (HDL).
  •     Menores niveles de triglicéridos. 

Los 10 principios de la alimentación intuitiva

Evelyn Tribole y Elyse Resch desarrollan estos diez principios básicos en su libro Intuitive Eating: A Revolutionary Program that Works.

1. Evitar la mentalidad de dieta: sobretodo dietas restrictivas, sin ningún tipo de control. Podrán hacer que cojas peso al terminar la dieta si no consigues unos buenos hábitos alimentario.

 

2. Acepta el hambre: Debemos saber diferenciar el hambre emocional del hambre real. Si sentimos hambre real comeremos. Algunas señales de hambre pueden ser gruñidos de estómago, fatiga, temblores, incapacidad para concentrarse, cambios de humor… 

intuitive eating

3. Reconcíliate con la comida: Deja de pensar sobre la comida como algo bueno o malo. Debes ser consciente de los sabores y de cómo te sientes después de comer. 

 

4. Ignora los remordimientos: los remordimientos son esos pensamientos que nos hacen sentir mal después de comer algo que creemos como “malo”. Deja de castigarte y retoma tu alimentación saludable en cuanto puedas. 

 

5. Factor satisfacción: el objetivo de comer no es llenar el estómago. La comida nos debería satisfacer y hacer feliz. Disfruta de la comida.

 

6. Reconoce la saciedad: deberemos comer despacio, ya que nos será más fácil saber cuando estamos saciados y no comer en exceso. NO debes forzarte a terminarte toda la comida que tengas en el plato.

7. Lidia con tus emociones: no pasa nada porque estemos tristes o sintamos ansiedad. Muchas veces recurrimos a la comida para sentirnos mejor, pero recuerda que la comida no soluciona los problemas. Realiza deporte, sal a dar un paseo, llama a un ser querido.. Hay muchas otras formas de sentirse mejor sin caer en la comida. 

alimentación intuitiva

8. Respeta tu cuerpo:  NO te compares, acepta tu cuerpo tal y como es y aprende a quererlo. Si quieres mejorarlo, mejóralo por salud, por tí mismo; y nunca por verte como otros. 

 

9. Movimiento: no realices ciertos ejercicios sólo porque quemen más calorías, realiza el ejercicio que te guste, el que te haga sentir bien y el que te haga feliz.

deporte

10. Buena nutrición: escoge alimentos saludables, ricos y que te hagan sentir bien. NO es cuestión de seguir una dieta perfecta que nos haga sufrir, sino un equilibrio en el que podamos, incluso, comer ciertos alimentos de manera puntual. 

Alimentarse de forma intuitiva correctamente es un proceso largo, deben adquirirse primero conocimientos en nutrición, raciones y alcanzar una buena relación con la comida. Para lograrlo, contacta con nuestra nutricionista, ella te guiará en este proceso. 

Escribir comentario

Comentarios: 0